All fields are required.

Close Appointment form
  • + (57-1) 756 1601 - (57) 310 766 8391

Los diez mandamientos de la dieta mediterránea

Los diez mandamientos de la dieta mediterránea

1. No aliñarás sin aceite de oliva, el aceite de oliva es fuente de vida. Lo ideal es tener unos cuantos tipos de aceite de oliva en la cocina, para usar en ensaladas y para ensalzar sabores o reforzar las texturas de la materia prima.


2. Endulzarás tu vida con miel y chocolate Algo de chocolate “amargo” rayado en las ensaladas calientes, potencializa el sabor de manera interesante, y a la vez ayuda a prevenir enfermedades cardiacas y el cáncer. Ej. Ensalada agridulce de berenjenas. Por su parte la miel es el más natural de los endulzantes y el cuerpo necesita de sus valores calóricos para funcionar. Se utiliza para matizar y reforzar los sabores. Ej. Baklava o milhojas con nueces.


3. No consentirás menús sin frutas ni verduras La verdura es básica en cualquier plato con productos autóctonos y/o del Mediterráneo. Con ella se hace alta cocina o media; tradicional o moderna. Las verduras y frutas son medicinales y se transforman en el plato preferido a medida que van pasando los años.


 4. Te deleitaras con todas las variedades de lácteos Los lácteos son un auxilio para el organismo. Proporcionan ácido fólico (vitamina hidrosoluble necesaria para la formación de proteínas) y son fuente inagotable de calcio. Si no tomas leche, puedes utilizar variantes como quesos, mantequilla, cuajada, yogur, etc.


5. Santificarás todo tipo de pastas preparadas de muchas maneras Las pastas (largas o cortas), son fuente de energía por su alto contenido de carbohidratos y es una de la materia prima más económica y contundente. Con ellas se pueden preparar salsas livianas o pesadas según lo indique su dieta. (Alfredo o Bolognese)


6. Jamás descartaras el pan y los cereales El pan es indispensable en nuestra cultura gastronómica. Hoy en día encontramos innumerables sabores y texturas. Sus hidratos de carbono son básicos. El arroz es uno de los productos de mayor variabilidad en su preparación, (algo que desaprovechamos) y la fibra regula nuestro organismo. Ej. Arroz con ahuyama, espinaca, acelga, albahaca entre muchos


7. Procurar mantener nuestra alacena Mediterránea surtida Al decir Mediterránea es paradójicamente el término de la dieta pues los productos de dicha zona son los mismos que encontraremos en cualquier supermercado o plaza en nuestro entorno Ej. Aceite de oliva, vinagres, pasta de tomate, salsas básicas etc…(lo veremos más detalladamente dentro del taller)


8. Gozarás todas las semanas de los productos del mar Partiendo de la base de que el mejor pescado es el que menos tiempo lleva fuera del mar, no hay pescados o mariscos mejores ni peores sino diferentes dependiendo donde estemos. Las proteínas de los pescados son más limpias y más saludables que las de la carne. Es muy necesario consumirlo mínimo de tres a cuatro veces por semana, más que la carne. En cuanto los enlatados no importa el entorno socioeconómico ya que hay muchas maneras de prepararlos como cualquier plato de alta cocina, utilizando ingredientes de nuestra alacena.


9. Tendrás que abstenerte ante la carne roja La carne roja hace parte de nuestra canasta familiar, así que en la mayoría de casos es casi imprescindible desistir de ella; pero en el caso de “pacientes con Balón Gástrico es completamente prohibida por su lenta digestión.”


10. Santificarás tus comidas con una copa de buen vino Sea rojo o blanco, y de buena procedencia “si su Nutricionista lo permite”, el vino también es medicinal, su consumo moderado es beneficioso para la salud.

Protege el sistema cardiovascular, incrementa las lipoproteínas, portadoras del buen colesterol y actúa como agente antiinflamatorio en las arterias. Tomar una copa en las comidas puede disminuir los niveles de tensión. Además el maridar los vinos con la comida es un arte que de vez en cuando vivifica.

1
  • Compartir

Sobre el autor

Luis Eber Rojas Duque

Post relacionados